Mossèn Miquel Parets, paraules de Rocío Hurtado, en nom de l'INPE

Miguel Parets Serra

Al Obispo de Mallorca, a la Familia Parets Serra, al pueblo de Mallorca, en especial al pueblo de Santa María, quiero darles un infinito agradecimiento, por habernos brindado el placer y el honor de conocer y colaborar con nuestro querido Padre Miguel, “El Padre de los presos del Perú”.



El Padre Miguel, fue para nosotros “El corazón de Dios”, hecho hombre, no dudo nunca en dar de sí, su tiempo, su esfuerzo, su cansancio y su amor a todos los que podía alcanzar con su abrazo protector, con su escucha, con su don de consejo y consuelo, 










Padre Miguel, ayudo, sano y amo a los olvidados, a los despreciados, porque para él todos éramos iguales, nadie era malo, se habían equivocado.









Padre Miguel Fue el luchador incansable por la Justicia, fue nuestro Juan el Bautista, La voz que grita en el Desierto, la predica que parecía que no era escuchada, pero que sin lugar a dudas ha sido semilla de mostaza para muchos de sus Hijos los Presos.




Por eso en Nombre de los Internos de Los penales Peruanos de Lurigancho, Castro Castro, en nombre del Personal del INPE (institución a cargo de los penales) y todos aquellos que Dios nos puso en el camino de Padre Miguel.
Damos Gracias a Dios, por la vida de Miguel Parets Serra; que siempre vivirá en nuestros corazones.




Bendiciones

Rocio Hurtado